COMO USTED PODRÁ IRRADIAR MAGNETISMO PERSONAL COMO LAS ESTRELLAS DEL CINE Y LA TELEVISIÓN

(El texto que acontinuación exponemos ha sido obtenido del libro "Su mente constructiva obra milagros" de M.R.KOPMEYER)

 

Salvo los actores de “carácter”, que se especializan en representar papeles desagradables y antisociales, las reales estrellas del cine y la televisión son las que irradian magnetismo personal.

Puesto que éste es el secreto de su atracción de otras personas, no solo en el escenario sino también en público (y en la intimidad), es evidente que un radiante magnetismo personal es una técnica que seguramente han de usar todos los que quieran ser populares y triunfadores. Usted lo podrá hacer con tanta facilidad como cualquier personalidad famosa si quiere dedicar los pocos minutos siguientes a aprender cómo hacerlo, y luego practicarlo en todos los ratitos libres de la vida en que se pregunte qué hay de interesante para hacer.

Primero, es bueno saber que en los campos del esfuerzo que requieren magnetismo personal (y éstos incluyen muchas situaciones que implican estar con la gente) la información (no demasiado conocida en general) de las páginas siguientes puede ser de un valor tremendo. Sin embargo, si usted raras veces se junta con los demás o si prefiere la monotonía y el desinterés, puede pasar por alto las pocas páginas siguientes y perder la oportunidad de atraer a los demás sin atender a su edad o apariencia física.

Leamos de nuevo esas pocas palabras últimas. Poder irradiar magnetismo personal no tiene nada que ver con su apariencia física o edad. Hay muchas señoras mayores encantadoras, con rostros felices, surcados por líneas de sonrisa, que irradian un excitante magnetismo personal que hace que la mayoría de las modelos en traje de baño sean en comparación meras estatuas que caminan.

De modo que no se excluya por su edad o apariencia personal. No hay nada que usted pueda hacer respecto a su edad, salvo disfrutarla. Y hay un poco que podrá hacer acerca de su apariencia física, excepto mejorarla desde dentro, que es lo que trata parte de esta capítulo. Empecemos, pues:

Usar la técnica de los astros del cine y la televisión de irradiar magnetismo personal para atraer a los demás requiere que usted haga tres cosas:

1 Genere un “BRILLO” INTERIOR.

2 Irradie un “BRILLO” EXTERIOR.

3 ¡SONRIA con sus OJOS!

¿Cómo 1) genera usted un “brillo” interior? Naturalmente, no podrá irradiar un magnetismo que no tiene. ¿Cómo, pues, obtenerlo? La técnica de 1) generar un “brillo” interior (magnetismo personal) es despertar conscientemente un sentimiento que es una combinación de alerta, excitación, regocijo, júbilo, anticipación, confianza y poder emocional. Entonces, sea agudamente consciente de una intensificación, una surgente construcción de estos sentimientos, mientras conscientemente mantiene reprimida y controlada esta combinación de emociones, pero listas para liberarlas hasta donde usted quiera. Esto producirá una tensión interior vibrante, que tiene las cualidades excitantes de la combinación de sentimientos y emociones que acabamos de describir. De este modo, usted genera el “brillo” interior (el magnetismo personal) que podrá “proyectar” o “irradiar” a los demás.

Practique frecuentemente esta combinación de sentimientos dentro de usted. Practique primero mientras está solo, preferentemente en un sitio tranquilo donde no haya distracciones. Haga una lista escrita de los sentimientos que quiere despertar. Escríbalos en el siguiente orden en una tarjeta u hoja de papel. Luego, practique… practique… practique…

¡Alerta… excitación… regocijo… júbilo… anticipación… confianza… poder emocional!

Intensifique cada sentimiento, uno por vez:

Primero ¡siéntase ALERTA! Sienta una sensación aguda de consciencia de sí y de su alrededor. Siéntase vigilante… listo para actuar… ¡listo para responder instantáneamente!

Luego, ¡sienta una sensación de EXCITACIÓN! ¡Avívese! ¡Sienta un estremecimiento que corre por su sistema nervioso! ¡Respire un poco más rápidamente!

Ahora, ¡siéntase REGOCIJADO! ¡Elévese emocionalmente! ¡Alce su carga emocional!

Entonces, ¡siéntase JUBILOSO! ¡Tenga ese sentimiento de quien está “sentado en la cumbre del mundo”!

A continuación, ¡sienta la ANTICIPACIÓN! ¡Sienta que “algo maravilloso” está a punto de ocurrir!

Luego, ¡siéntase CONFIADO! ¡Muy confiado! ¡Sienta que va a obtener lo que quiere! ¡Va a hacer lo que quiere hacer! ¡Usted está seguro de sí! ¡Absolutamente seguro!

Finalmente, ¡sienta una sensación de PODER EMOCIONAL! ¡Sepa que usted podrá que los demás sientan su poder emocional! ¡Que podrá irradiar su poder emocional! ¡Que su poder emocional le rodea como un aura!¡Que cualquiera que está cerca de usted podrá sentirlo intensamente!

Practique el despertar de estos sentimientos emocionales dentro de usted. Empiece practicándolos uno por vez, en el orden dado. Luego, vea cuán intensamente podrá sentir cada uno. A continuación, conserve el primer sentimiento mientras le suma otro… y otro… y otro. Finalmente, podrá combinar TODOS estos sentimientos en ¡un solo sentimiento de magnetismo personal!

Ahora bien, ¡deberá aprender el secreto de mantener y usar el magnetismo personal!

Habiendo despertado las emociones que acabamos de enunciar, deberá magnetizarlas reprimiéndolas conscientemente y conservándolas deliberadamente bajo su control personal. Esta represión consciente, este control deliberado generan la intensidad del sentimiento que produce el magnetismo personal. El mantenimiento deliberado de esta tensión es el que produce el poder magnético. Es el control personal consciente que le capacita para dirigir este poder magnético, cuando, donde y hasta donde usted decida.

Ahora aprendió el paso 1) del secreto del magnetismo personal de las estrellas del cine y la televisión y de todas las demás personalidades magnéticas: 1) Genere un “BRILLO” INTERIOR.

Pasemos ahora al paso 2) del secreto de aquellas, que es 2) Irradie un “BRILLO” EXTERIOR.

Puesto que usted aprendió a 1) Generar un “brillo” interior, es muy fácil irradiarlo hacia afuera, proyectarlo a los demás. Usted simplemente desarrolla el “sentimiento” de hacerlo. “Siente” que está rodeado por un aura de radiante magnetismo personal, tal como un imán está rodeado por lo que la ciencia se conoce como “campo magnético”. Usted desarrolla el sentimiento consciente de que puede atraer cuanto quiera dentro de su “campo magnético”.

Practique la poderosa técnica de proyectar su personalidad magnética a los demás. Practique el “sentir” que puede irradiar su “brillo” interior de modo que lo rodee con un “brillo” exterior que es su propio campo magnético que influye sobre los demás y los atrae.

Una vez que usted 1) generó un “BRILLO” INTERIOR, hallará fácil proyectarlo y así 2) irradiar un “BRILLO” EXTERIOR. De hecho, si generó intensamente un “brillo” interior, irradiará natural y automáticamente como un “brillo” exterior.

Ahora llegamos, pues al tercer paso del secreto de tres partes del magnetismo personal: 3) SONRIA con sus OJOS.

La mayor parte de la gente piensa que debe sonreír con la boca. Si trata de empezar una sonrisa con la boca, le dará una mirada falsa y artificial. ¡Ensáyela frente al espejo, y véase como le ven los demás!

Una sonrisa genuina y sincera empieza desde dentro de usted, no desde una posición fija de los labios. Tiene que “sentir” una sonrisa antes de poder expresarla, y cuando usted empieza a expresar una sonrisa, ¡los expertos de la personalidad descubrieron que usted deberá empezar a sonreír con sus ojos!

¡Ensaye eso frente a un espejo! Primero, sienta sincera e interiormente como que sonríe. Luego, ¡sonría con sus ojos! Imagine un guiño humorístico en sus ojos. Intensifíquelo luego hasta que sus ojos sonrían. Sí, ¡podrá realmente sonreír con sus ojos! ¡Podrá hasta reír con sus ojos! Este no es un nuevo y sorprendente descubrimiento mío. Durante años, lo enseñaron casi todos los “instructores de personalidad” desde consejeros del éxito hasta escuelas de arte dramático y autores de cancines (¿recuerda la vieja canción: “Cuando los OJOS irlandeses están sonriendo”?)

La razón psicológica para empezar su sonrisa, primero desde dentro y luego desde sus ojos, es sencillísima. Siempre que trata de expresar conscientemente una emoción (a menos que haya tenido años de entrenamiento continuo y profesional como actor o actriz), usted toma consciencia de sí. Se muestra positivamente tonto al tratar de “emocionar” incluso a una tan simple expresión como una sonrisa con los labios. Por tanto, evite esa expresión labial autoconsciente no pensando en los labios para nada. De hecho, no piense en ninguna expresión fácil. Tan solo, “sienta” como si sonriera y empiece a expresar ese sentimiento agradable con sus ojos.

He aquí lo que ocurre (y podrá controlarlo en su espejo): Tan pronto como “sienta” interiormente como si sonriera y empiece a expresar ese sentimiento agradable con un guiño humorístico de sus ojos, toda su expresión facial cambia, de manera completamente natural, ¡sin esfuerzo consciente de su parte!

Sus “líneas de sonrisa” se marcan automáticamente alrededor de sus ojos. Sus ojos mismos brillan y se vuelven más intensos (e incidentalmente, más interesantes). Sus labios se relajan y las comisuras de sus labios se vuelven hacia arriba. Se alzan sus mejillas, como lo hace la expresión de su rostro. Todo esto ocurre en cuestión de segundos, sin esfuerzo autoconsciente alguno de su parte. Instantáneamente tiene una expresión natural, radiante, de buen humor.

Esto es habitualmente adecuado, suficientemente y por lo general preferible para la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, si lo siente y la situación es apropiada, entre con una sonrisa grande, ancha, amistosa. Pero una vez que separe sus labios y muestre los dientes, tendrá que seguir hasta el final con una sonrisa grande y amplia. Si abre sus labios para sonreír y solo sonríe a medias, tendrá un visaje de sonrisa tonta.

La norma más segura y mejor es sentir interiormente, con sinceridad, como si sonriera; luego, empiece sonriendo con sus ojos, y deje que de allí en más se encargue la naturaleza.

De modo que si quiere irradiar magnetismo personal como las estrellas del cine y la televisión, y como los éxitos de las grandes personalidades en todos los rumbos de la vida:

  1. Genere un “BRILLO” INTERIOR
  2. Irradie un “BRILLO” EXTERIOR
  3. ¡SONRÍA  con sus OJOS!

 

 

Volver a la página principal